Rehabilitación profesional lujosa y altamente eficaz en España

Especializada en el tratamiento de la adicción a drogas, alcohol y medicamentos recetados.

Adicciones

Cuestionario de autoevaluación

La adicción se define como una enfermedad de la mente, el cuerpo y el espíritu. Cuando tomamos o hacemos algo que nos hace sentir bien, es normal querer hacerlo de nuevo. Si tienes una personalidad adictiva, definitivamente lo harás de nuevo. Algunos describen la adicción como tener un “agujero en el alma”, debido a la búsqueda constante para encontrar la pieza que falta, lo que te hará sentir completo. Pero ese sentimiento de finalización es difícil de alcanzar: solo viene en ráfagas cortas, después de lo cual su ausencia se siente con mayor intensidad.

El comportamiento adictivo altera el estado de ánimo, es decir, cambia la forma en que nos sentimos. Se envían mensajeros para estimular el centro de placer en el cerebro, que luego produce dopamina, una sustancia química que nos hace sentir bien. Así que volvemos por más y más, y esto crea dependencia, así comienza el círculo adictivo.

La adicción suele darse en familias, y muchos expertos creen que la predisposición a la adicción es una combinación de factores biológicos, psicológicos y ambientales.

Tipos de adiccion

Estas son algunas de las formas más comunes de adicción:

  • medicamentos recetados, por ejemplo pastillas para dormir, analgésicos
  • alcohol
  • comida
  • drogas callejeras, por ejemplo, cannabis, cocaína, éxtasis, anfetamina, heroína
  • sexo
  • compras
  • juegos de azar
  • ejercicio (adicción y bulimia)
  • adicción a las relaciones (a menudo llamada codependencia)
Cuestionario de autoevaluación

Adicciones que tratamos

Alcoholismo

El alcoholismo es la dependencia física y mental por el consumo de alcohol. Cuando alguien experimenta un deseo incontrolable de beber alcohol y la sensación de que no puede funcionar sin él, esa persona puede sufrir lo que se denomina “trastorno por consumo de alcohol”.

Para diagnosticarse la dependencia al alcohol, deben cumplirse tres de los siguientes criterios (DSM 5):

  • Alto nivel de tolerancia, necesidad de beber más para obtener el mismo efecto;
  • Uso de alcohol durante más tiempo y con cantidades mayores de lo previsto;
  • Síntomas de abstinencia cuando dejan de consumir alcohol;
  • Intentos sin éxito en la reducción del uso;
  • La mayor parte del tiempo se dedica a beber, a la búsqueda de bebida o a recuperarse de su ingesta;
  • Las relaciones interpersonales pasan a un segundo plano, primando el consumo de alcohol;
  • El abuso de alcohol continúa, a pesar de darse cuenta de que es perjudicial para la salud.

Drogodependencia

La siguiente sección describe los efectos de la cocaína, el cannabis, la heroína y otros opioides y drogas adictivas psicoactivas, todas las cuales tratamos en Ibiza Calm.

Cocaína

La cocaína es un estimulante poderoso y adictivo que se obtiene de las hojas de coca de las montañas andinas de América del Sur. Aunque tiene un uso médico como anestésico, la cocaína se usa en su mayoría ilegalmente para la forma extrema de euforia que induce.

El abuso de la cocaína puede dañar gravemente los vasos sanguíneos, los riñones y aumenta el riesgo de un ataque cardíaco o de un ataque cerebral. Puede causar fuertes dolores de estómago y pérdida de apetito. Psicológicamente, puede provocar ansiedad, paranoia, psicosis, irritabilidad e insomnio.

Heroína

La heroína es una droga sintetizada a partir de la morfina y es una de las sustancias ilícitas más adictivas disponibles.

Mientras que en algunos países la heroína se prescribe como un analgésico, generalmente se vende ilegalmente y, a menudo, se mezcla con, o se “corta”, con azúcar, leche en polvo o incluso venenos como la estricnina.

Debido a que los usuarios de heroína no conocen la potencia real de la droga o su contenido real, corren constantemente el riesgo de una sobredosis. La heroína también puede disminuir la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, una condición conocida como hipoxia. Una sobredosis puede provocar respiración pesada, espasmos musculares, convulsiones e incluso la muerte.

Opioides

El fentanilo es el primo sintético de la heroína; funciona al unirse a los receptores opioides del cuerpo, lo que aumenta los niveles de dopamina. El aumento de la dopamina deja una sensación de euforia, alivia el dolor y disminuye la percepción del sufrimiento.

El fentanilo es altamente adictivo y es comúnmente mal usado, desviándose de su uso médico original como analgésico. Al ser un depresor respiratorio, significa que interfiere con el uso de la capacidad de respirar, lo que conduce a exageraciones fatales. Otros efectos secundarios incluyen náuseas, vómitos, opresión en el pecho, cambios de humor y retiros inseguros. Se estima que el fentanilo es hasta 30 veces más fuerte que la heroína.

La oxicodona actúa en el cerebro para cambiar la forma en que responde al dolor. Sin embargo, la droga tiene muchas similitudes con otras drogas de abuso, como el alcohol, la heroína y la marihuana, ya que elevan los niveles de dopamina. La oxicodona es un medicamento recetado que ahora se usa en exceso y tiene sus propios riesgos de efectos secundarios adversos, ya que los síntomas de abstinencia son tanto psicológicos como físicos.

Metadona

La metadona es un opioide de acción prolongada, que a menudo se usa como un sustituto de la heroína para mantener a los adictos a los opioides. Sus efectos pueden ser acumulativos y pueden causar muchos problemas a largo plazo.

La metadona, incluso en dosis bajas, es un peligro especial para los niños; Los adultos no dependientes también están en riesgo de toxicidad; los adultos dependientes están en riesgo de sobredosis si la tolerancia se evalúa incorrectamente durante la inducción.

Efectos secundarios; arritmias cardiacas; confusión; estreñimiento; mareo; somnolencia; boca seca; estado de ánimo eufórico; enrojecimiento; alucinación; dolor de cabeza; hiperhidrosis; hipotensión (con altas dosis); náuseas, palpitaciones; depresión respiratoria (con altas dosis); reacciones cutáneas; retención urinaria; vértigo; deterioro visual y síntomas de abstinencia.

No se recomienda desintoxicarse de estos opioides sin la ayuda de un profesional médico.

Canabis

Heavy cannabis consumption can lead to addiction. Among the side-effects are changes in sleeping patterns, lethargy, irritable behaviour, paranoia and distortions in the brain’s emotional centre. In addition, studies have linked cannabis to increasing the susceptibility to psychotic behaviour and depression.

El consumo de cannabis en exceso puede llevar a la adicción. Entre los efectos secundarios están los cambios en los patrones de sueño, somnolencia, irritabilidad, paranoia y distorsiones en el procesamiento emocional. Además, los estudios han relacionado el cannabis con el aumento de la susceptibilidad al comportamiento psicótico y la depresión.

Drogas psicoactivas adictivas

Las drogas de Chemsex (metanfetamina cristalina, GHB / GBL y mefedrona), también conocidas como miaow miaow, son un grupo de drogas adictivas psicoactivas. A menudo se utilizan en diferentes combinaciones, lo que aumenta el riesgo de consecuencias perjudiciales.

Los sentimientos de mayor tendencia sexual y confianza personal están asociados, junto con los efectos secundarios de la ansiedad, la depresión, las relaciones sexuales sin protección, el abuso sexual y las sobredosis fatales.

Otra nueva tendencia es el “Calvin Klein-ing”, una combinación de cocaína y ketamina. El término se originó en la escena de la danza de Nueva York.

Se han reportado varias muertes por sobredosis. Ambas drogas conllevan diferentes peligros, como alucinaciones, psicosis, problemas cardíacos, problemas de vejiga, dolor abdominal y presión arterial alta. El riesgo de sobredosis aumenta si se mezcla cocaína con otras drogas o alcohol y tomar ketamina puede ser fatal, especialmente si se mezcla con otras drogas.

Ketamine

Ketamina en un fármaco anestésico y analgésico, utilizada en la ciencia médica y veterinaria.

La ketamina se usa comúnmente de forma recreativa con sentimientos de euforia, disociación, confusión y alucinaciones. Una “droga de fiesta” popular ha llevado a un aumento en las adicciones y el abuso de ketamina, ya sea por inhalación o inyección. Los riesgos están relacionados con problemas de vejiga, convulsiones, depresiones, ansiedad y problemas cardíacos.

Ecstasy y MDMA

MDMA / Ecstasy (polvo y píldoras) afectan el cerebro y el cuerpo.

Estas drogas se conocen comúnmente como “drogas de fiesta” y se usan en una variedad de situaciones sociales, como fiestas, festivales y la escena danza house y rave.

Desafortunadamente, la dosis no está regulada y la cantidad tomada es desconocida, lo que conlleva riesgos potencialmente fatales. Otros efectos secundarios pueden incluir paranoia, ansiedad, aumento del deseo sexual, aumento del ritmo cardíaco, ataques de pánico y alucinaciones.

Cuestionario de autoevaluación

Dependencia a fármacos

A menudo se prescriben analgésicos con potencial adictivo para una gran variedad de enfermedades y, para los que sufren dolor, la vida sin ellos puede ser difícil. Si se toman crónicamente, puede producirse un impacto dañino en el sistema nervioso. Muchos de estos medicamentos están disponibles en internet, de forma legal o no. Estos fármacos son adictivos y el riesgo de sobredosis es alto. Interrumpir la toma de fármacos requiere supervisión médica (desintoxicación), ya que los síntomas de abstinencia son devastadores.

Fármacos opioides como la Codeína, Dolantina o Tramadol, y las benzodiacepinas tales como Valium y Trankimazin son extremadamente adictivos. A menudo se prescriben para accidentes y otros traumatismos o como relajantes musculares. Incluso los jarabes para la tos con codeína pueden llevar a una adicción.

En los EE.UU., la Oficina del Plan Nacional de Drogas declaró que la adicción a medicamentos recetados representa el doble de muertes que las sobredosis de heroína. Esto ha llevado a los EE.UU. a impulsar un control más estricto del proceso de prescripción de opiáceos y benzodiacepinas. La situación en la UE es similar, pero hay menos datos y conciencia del problema.

Adicciones conductuales

Las adicciones conductuales ocurren cuando alguien se vuelve dependiente de una acción o actividad específica, y se convierte en el único propósito de su vida. Tratamos todo tipo de adicciones conductuales en Ibiza Calm.

Adicción al juego

La adicción al juego es probablemente la conducta adictiva más extendida. Los jugadores compulsivos se vuelven adictos a las apuestas deportivas, juegos de casino como la ruleta, tragaperras o el póker en internet.

Los adictos al juego, o jugadores compulsivos, tienen un deseo constante que es similar a la adicción a la cocaína. Tienden a ser imprudente con sus finanzas, y con sus relaciones, no reconocen su problema y, a menudo, mienten a los que les rodean.

La disponibilidad de internet ha hecho el juego mucho más accesible y el resultado es que este tipo de adicción está aumentando rápidamente. Desafortunadamente hay una falta general de conciencia social sobre este problema.

Trastornos de la alimentación

Muchas personas con una adicción sufren trastornos alimentarios y el equipo de Ibiza Calm está formado para tratar esta patología de una manera eficaz. Los trastornos de la alimentación, o los patrones de alimentación anormales, pueden tener graves consecuencias en la salud física y mental.

Los trastornos alimentarios más comunes son bulimia, atracones y anorexia. La bulimia se manifiesta por comer en exceso seguido por conductas purgativas o vómitos. La anorexia conlleva una restricción de la ingesta y una excesiva preocupación por el peso y la apariencia. Los anoréxicos pierden peso rápidamente, se saltan comidas, y todavía sienten que tienen sobrepeso.

Adicción al sexo

La adicción al sexo es un trastorno compulsivo que se manifiesta de muchas maneras. Debido a factores desencadenantes psicológicos como el estrés, la ansiedad o la depresión, las personas con adicción al sexo presentan prácticas sexuales de riesgo.

La adicción al sexo puede tener consecuencias sociales graves, así como en la salud mental y física. Las prácticas sexuales compulsivas y de riesgo pueden dar lugar a enfermedades venéreas, disfunción sexual, la pérdida de relaciones normales y de una vida familiar saludable.

Contáctenos

Contáctenos

Si piensa que podríamos ayudarle a usted o a un ser querido, por favor no dude en ponerse en contacto con nosotros para asesorarse con uno de nuestros especialistas.
Contáctenos